SANTIAGO.- Miles de fanáticos, junto a jugadores y dirigentes de las Águilas Cibaeñas recorrieron calles y avenidas de esta ciudad, exhibiendo el trofeo de campeón del torneo de béisbol otoño-invernal dominicano, obtenido el pasado 31 de enero al superar en un séptimo y decisivo partido a los Tigres del Licey. Al paso del desfile por las calles y avenidas de la ciudad, cientos de personas salieron de sus hogares a saludar a los campeones nacionales.

La caravana salió pasada las 3:00 de la tarde de la explanada frontal del estadio Cibao, para recorrer las principales arterias y sectores populares de la ciudad corazón. Tras un giro a la derecha en la avenida 27 de Febrero, la caravana llegó hasta la avenida Esrella Sadhalá, atravesando por completo el ensanche Libertad.

 

Al llegar a la Circunvalación Sur, vehículos y muchedumbre humana torcieron hacia la izquierda y, al conectar con la avenida Hermanas Mirabal, la recorrieron por completo, conectando luego con la avenida Las Carreras hasta llegar a los alrededores del Monumento a los Héroes de la Restauración, donde se llevó a cabo la presentación de varios grupos merengueros,

Algunos de los peloteros y ejecutivos del equipo mamey en la celebración fueron Ronny Rodríguez, Juan Carlos Pérez, Yunesky Maya, Danny Santana, Junior Lake, Richard Rodríguez, Richarson Peña, Héctor Gómez, Jefry Pérez, Samuel Deduno, Ángel Franco, y otros. Asimismo, el mánager Lino Rivera; el presidente de las Águilas, Winston -Chilote- Llenas; Manny Acta, vicepresidente de operaciones y Guanchy Sánchez, entre otros.

También abordaba la “patana” el pintoresco personaje santiaguero Fracatira. Acta expresó, antes de iniciar el recorrido, que el pueblo de Santiago se merecía esta celebración.

Mientras que Lino Rivera dijo sentirse orgulloso de la “excelente” participación de sus peloteros en el torneo 2017-18, dedicado a José Manuel –Pepe- Busto.

El conjunto aguilucho exhibe el trofeo tras su participación en la Serie del Caribe, realizada en Guadalajara, México, donde fueron subcampeones de ese torneo.

Con su triunfo las Águilas cortaron la racha de 10 años consecutivos sin ganar un campeonato.

El desfile fue custodiado por agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), de la Policía Nacional y municipal, así como de la seguridad de las Águilas Cibaeñas.