Por Domingo Hernández 
Recién recibimos una agradable llamada de dos viejos amigos. El excampeón mundial supermosca, César –Patico-Polanco, y de Rafael –Papito-Cruz, joven abogado y político de esta ciudad.
                Hacía tiempo que nos recibíamos noticia de “El Patico”, quien ha estado residiendo en Puerto Rico y los Estados Unidos en los últimos años y, en el momento de su llamada, hacía la visita a “Papito” a las oficinas de abogado de este último.
                Nos causó grata impresión la breve conversación que sostuvimos con Polanco, pues percibimos que está bien de salud, sobre todo en el aspecto emocional y mental, que son las áreas en donde algunos pugilistas sufren daño cuando han tenido una carrera relevante como la suya.
                Brevemente nos vinieron a la memoria algunos pasajes de su trayectoria dentro de los tinglados, tanto en el plano nacional como internacional.
                Uno de ellos, y quizás poco conocido por la generalidad de fanáticos, lo constituye el hecho de que, Polanco, es –y no creemos que haya otro-, el único boxeador dominicano que, habiendo hecho carrera en República Dominicana,desde sus inicios –debutó con un nocaut en el mismo primer asalto sobre Elpidio Jiménez, “Puerto Plata”, como le apodaban a este último, el 25 de mayo de 1983- se coronó campeón del mundo sin haber peleado nunca en Santo Domingo.
            Así como lo leen. Ocurre que “El Patico” había hecho casi todas sus peleas en Santiago, excepto una en Panamá ante el local Julio Gudino, quien lo venció por puntos, en lo que era su único revés hasta el día en que le llegó la oportunidad titular, ante el entonces campeón mundial de las 115 libras, avalado por la Federación Internacional de Boxeo –FIB-, el indonés, Elly Pical.
            En efecto, cuando subió al cuadrilátero esa noche, el 15 de febrero de 1986, Polanco, que fue dirigido por el extinto y dinámico Rafael –Papo-Cruz, exhibía palmarés de 16-1, la mayoría de sus victorias ganadas por nocaut.
            Y ante la sorpresa de muchos, Polanco conquistó el campeonato mundial citado al vencer por decisión en 15 asaltos –todavía la FIB no había bajado a 12 las peleas titulares- a Pical en su propia casa, Jakarta, Indonesia.
            Dueño de buena escuela boxística, de un boxeo cerebral, de finos encajes técnicos, agresividad –no desperdiciaba golpes- y de pegada devastadora, lamentablemente el título le duró poco a Polanco, quien en la revancha, celebrada el 5 de julio del mismo año,también en Jakarta y en su primera defensa, sucumbió por nocaut en tres asaltos ante Pical, en una pelea confusa, en la que el dominicano asegura que fue drogado antes de subir al ring por parte de la comitiva de su rival, quien era ídolo en Indonesia.
            Esto, sin embargo, nunca llegó a esclarecerse, no se investigó  y la duda quedó ahí, sin una respuesta definitiva. No obstante, la coronación de Polanco, además de llevarlo a la inmortalidad deportiva, por la valía de su hazaña, también lo llevó a ser un campeón histórico por el precedente señalado, aunque, es oportuno aclarar, posteriormente sí peleó en la capital.
            Aquella pelea…
            Otro acontecimiento notable en el historial de Polanco, lo fue aquella memorable pelea ante el gran ídolo local, Enrique Sánchez.
            Ambos se enfrentaron en el entonces Palacio de los Deportes “Doctor Oscar Gobaira” –hoy Gran Arena del Cibao-, el 22 de septiembre de 1989, en una de las contiendas que mayor interés y expectativas ha creado en el plano local.
            En la ocasión se registró un lleno impresionante en el citado escenario y, “El Patico”, con mayor juventud y menos golpeado que Enrique, ganó por nocaut en el quinto asalto, en un combate épico, intenso y violento de principio a fin.
            Otro título…
            Además del mundial, Polanco se coronó campeón Internacional de los supermosca reconocido por el Consejo Mundial de Boxeo –CMB-, cuando, el 16 de agosto de 1987, derrotó por la vía rápida  en seis vueltas al italiano Franco Cherchi, en Salerno, Italia.
            Nunca perdió en su país…
            Otra proeza de Polanco, es que nunca perdió en su país y ningún dominicano pudo vencerlo.
            De hecho, quien más cerca estuvo de hacerlo, lo fue Rafael –Avispa-Cabrera, con quien empató en 12 fragorosos asaltos en el Palacio de los Deportes, la noche del 13 de septiembre de 1984.
            En 10 años de intensa actividad pugilística, César –Patico-Polanco, compiló foja de 33 victorias, 24 por nocaut, sólo cuatro derrotas y un empate. Que conste, de sus cuatro verdugos, algunos de sus reveses cuestionables porque combatió en las casas de sus rivales, tres fueron campeones del mundo –Pical, el africano Nana Konadu y el colombiano Miguel Happy –Lora-. ¿Qué les parece…? Una carrera respetable, ¿Verdad…?
PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito, en los días en que Polanco se consagró monarca universal, otro dominicano, igualmente cibaeño, también disputó una corona. Danilo –Cuero Duro-Cabrera, quien se enfrentó al africano Azumah Nelson, el 22 de junio de 1986, en el Estadio Hiram Bithorn, de San Juan, Puerto Rico, en disputa del trono de los plumas avalado por el Consejo Mundial de Boxeo –CMB-. ¿Resultado…? En gran pelea, Nelson noqueó en 10 capítulos a Cabrera, quien fue escogido retador sustituto, para retener la diadema. ¿Complacido Tuto…? ¡Suena la campana! ¡Climmp!
 
 
Pie:
Rafael –Papito-Cruz,izquierda, y César –Patico-Polanco. Foto fuente externa.
              

El dominicano Claudio Marrero derrotó por nocaut  la madrugada de este domingo al peruano Carlos Zambrano y conquistó el título del peso pluma avalado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

En el minuto 1:42 del primer asalto, Zambrano recibió un jap de izquierda, y luego un recto por parte del dominicano, que lo dejó tendido por varios segundos. En ese momento, el árbitro empezó la cuenta, la cual no pudo evitar el peruano.   

Pero también Marrero se adjudicó el cetro de la misma división con el respaldo de la Organización Internacional de Boxeo (OIB).

Con este éxito se convierte en el primer boxeador de República Dominicana que en una pelea logra dos fajas mundiales.

Marrero tiene ahora marca de 22 victorias y una derrota la cual fue contra el ex campeón el argentino Jesús Cuellar en agosto del 2013. 

Zambrano perdió el  invicto ahora tiene record de 26 victorias un revés.

El púgil criollo no subía al cuadrilátero desde agosto del 2015 debido a disputa con su anterior promotor. El campeón dominicano viajó este domingo a Miami. Además de título el dominicano quitó el invicto del peruano en 26 peleas, 11 de ellas ganadas por nocaut

 

Punta del Este, Uruguay. El chileno Neven Ilic fue elegido este miércoles nuevo presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), durante la Asamblea General Ordinaria de la entidad que sesionó en el balneario uruguayo de Punta del Este.

El presidente del Comité Olímpico Chileno, empresario e ingeniero de profesión, se impuso en la segunda vuelta al favorito dominicano José Joaquín Puello por 26 votos a 25.

“Solamente quiero decir que me siento orgulloso, me siento feliz, voy a ser un presidente a disposición de ustedes”, dijo un emocionado Ilic tras ser elegido.

“A partir de ahora somos una gran familia que se llama Odepa”, sentenció con lágrimas en los ojos.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, el alemán Thomas Bach, que siguió atentamente la asamblea desde el martes, no dudó en felicitar a Ilic, así como a Nuzman y Puello, y le deseó “una gran era a la Odepa” bajo el mando del chileno.

 

El brasileño Carlos Nuzman fue eliminado en la primera vuelta, en la que Puello se impuso con 23 votos pero sin mayoría absoluta.

 

Ilic sucede en el cargo al uruguayo Julio César Maglione, presidente de forma interina desde abril de 2015 tras la muerte del mexicano Mario Vázquez Raña.

 


SANTIAGO.- Una mezcla de talentosos artistas y bailarinas sirvió de marco a la Gala de Premiación el Atleta de Santiago, celebrado en la Sala La Restauración del Gran Teatro del Cibao.

La música vino a complementar la alegría de los atletas en la noche que la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), reserva para reconocer las hazañas de los héroes deportivos.

Se contó con el respaldo tradicional de Cervecería Nacional Dominicana, así como Claro, Ministerio de Turismo, y est vez se unieron AA Motors a nombre de Motores Súper Gato, Cake Factory,  Kalil Haché, y Comercializadora Deportiva Dominicana (CDD), entre otros.

La movida y ágil premiación se vio aperturado por un “opening” que estuvo a cargo de la agrupación Divas By Jiménez, donde dos preciosas chicas y un maestro de la música, como el pianista Henry Jiménez.

Las potentes y melodiosas voces de las cantantes se esparcían por todos los rincones de la imponente instalación, mientras las bailarinas de Extremo a Extremo adornaban el escenario con sus contoneos de cinturas.

Luego del primer bloque de premiados se presentó ante el público el versátil Tino El Padrino, un criollo que triunfa en playas extranjeras y quien recibió la aceptación del público con un prolongado aplauso.

Volvieron las premiaciones y reconocimientos para posteriormente someter al gusto de los presentes, el cotizado artista Noztra, quien acumula grandes éxitos, así como peregrinaje por las principales ciudades de los Estados Unidos.

Cuando el auditorio se preparaba para conocer los Atletas del Año, volvió en medio de una ovación Divas By Jiménez para cerrar con broche de oro.

En cada una de las presentaciones artísticas, el grupo de Bailarina de Extremo a Extremo y facilitadas por Juan Ramón Gómez Díaz, hicieron una demostración de coordinada y buena coreografía.

La Gala de Premiación el Atleta de Santiago fue la número 53  que organiza la ACDS, en esta ocasión dirigida por el licenciado Américo Cabrera.