SANTO DOMINGO. Laad de que el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicana abra sus puertas al más prolífico bateador entre los softbolistas dominicanos se cumplirá el próximo domingo 15 de octubre.

Será ese día cuando Modesto Figuereo haga su entrada triunfal al recinto sagrado del deporte nacional, luego de ser escogido para inmortalidad por el Comité Permanente del Pabellón de la Fama, que hará justicia exaltando al único atleta que ha sido parte, como protagonista principal, en las cuatro preseas de oro (dos en campeonatos regionales y dos en Juegos Centroamericanos) que históricamente ha ganado el país en eventos internacionales.

 

Figuereo será exaltado junto con otros nueve notables deportistas que han dado brillo al deporte dominicano en eventos internacionales, unos como atletas, otros como propulsores (dirigentes y entrenadores) y otros con buenas carreras en el béisbol de Grandes Ligas y la Liga Dominicana.

 

El también excelente jardinero central y para muchos el más puro bateador que ha conocido el softbol dominicano, es el sexto anunciado para recibir la inmortalidad del deporte, recordó este jueves el doctor Dionisio Guzmán, presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama.

 

“Modesto es otro deportista que viene a iluminar la galería de grandes atletas que son parte del Pabellón de la Fama”, manifestó Guzmán.

 

Previo a Modesto, fueron seleccionados para la inmortalidad José Lima, por parte de las asociaciones de Cronistas Deportivos del país; Luis Reyes Corcino, en voleibol, a cargo del Comité de Veteranos; además de Heidy Rodríguez, en karate; y los propulsores Tony Piña Cámpora y Bienvenido Solano, escogidos por el Comité Permanente.

 

Temido por los managers y los mejores lanzadores de los equipos del continente, incluyendo a Canadá y Estados Unidos, cuando tenían que enfrentarlo en eventos oficiales y propios de su deporte, Modesto fue un bateador de elevados promedios de bateo donde pisó un terreno de juego.

 

Chocador de bola, fino hitteador, con poder de extrabases y veloz como una gacela, Figuereo ayudó al seleccionado nacional de mayores a ganar múltiples medallas de oro, plata y bronce en Juegos Centroamericanos y del Caribe y en Campeonatos Centroamericanos de la disciplina.

 

Dos décadas dando cable

 

El nativo de un sector de la Feria conocido como Ensanche La Paz, de 57 años de edad (24/2/1960), Modesto dedicó 20 años de su vida como jugador al softbol, 16 de ellos a su país como jugador de principalía dentro de la selección nacional.

 

Comenzó a consagrarse como un grande del softbol regional desde su debut con la selección en 1983 cuando fue pieza fundamental en la primera medalla lograda por esta disciplina a nivel internacional. Liderada por su bate, defensa y velocidad, República Dominicana conquistó la medalla de oro en el Centroamericano de Softbol celebrado en la ciudad colombiana de Medellín.

 

Cuatro años después en un campeonato similar celebrado en Durango, México, Modesto bateó para promedio de .480 de average y su selección ganó la presea dorada.

 

Un año antes, en los Centroamericanos y del Caribe de Santiago ’86, Figuereo fue declarado jugador Más Valioso del campeonato, después de conducir a su país a conseguir la medalla de oro y batear .530. Este mismo año, pero en el Centroamericano y del Caribe de la disciplina celebrado en Ponce, Puerto Rico, el dominicano comandó a todos los bateadores con average de .390.

 

Además fue vital en la medalla de oro del Campeonato Panamericano de Paraná, Argentina, en 1987, el único título que ha ganado el país  a nivel continental.

 

En 1990 fue líder de los bateadores con .500 de promedio en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de México ’90, donde la selección nacional ganó la presea de plata.

 

Ganó plata con el equipo tricolor bateando nuevamente para un elevado porcentaje de bateo de .576, en el Centroamericano de Softbol de Valencia, Venezuela, en 1991.

 

En los Centroamericanos y del Caribe de Ponce ’93 (Puerto Rico), el patrullero central también tuvo buena cosecha ofensiva, ayudando a la conquista de otra plata de la selección dominicana y obteniendo él un puesto en el equipo Todos Estrellas del evento.

 

Su última hazaña fue el título de bateo que logró en el Centroamericano de Softbol de 1997 que se disputó en Cartagena de Indias, Colombia. Allí ganó otro liderato de bateo e integró el Equipo Ideal.

 

Al siguiente año, pero en el Panamericano de Paraná, Argentina, Figuereo pegó u sencillo que le dio a la República Dominicana la primera victoria sobre Canadá en un evento internacional.

 

Afirma que ese evento es el de más grata recordación para él porque al vencer 2-1 a Canadá en el juego por el bronce, era la primera vez que República Dominicana derrotaba a la potencia mundial del softbol, conectando Modesto el único hit de la ofensiva quisqueyana y remolcando la carrera de la victoria.

 

 “La primera la vuelta anotamos por un pitcheo desviado y la otra fue remolcada por mí con el único hit de que tuvimos en el partido. Recuerdo que el lanzador canadiense nos ponchó 17 bateadores en ese encuentro,” dijo.

 

Modesto Figuereo además tiene en su dossier la participación en los Mundiales de Michigan ’84 (Estados Unidos) y Sudáfrica ‘2000, y en los Juegos Panamericanos de Indianápolis 87 (Estados Unidos), La Habana ’91 (Cuba) y Mar del Plata ’95, en Argentina.

 

En el plano local

 

En el plano local la carrera de Modesto fue aún más longeva, al competir en 27 versiones de los Juegos Deportivos Militares de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

 

Como jugador estrella de la Policía Nacional, jugó a su más alto nivel tanto en el torneo de softbol molinete como en el de oficiales, resumiendo su actuación en ocho coronas de campeones y cuatro títulos de bateo.       

Total de Medallas

 

El resumen de su actuación en el campo internacional habla de la grandeza como atleta de Modesto Figuereo.

Ganó medalla de oro en los Centroamericanos y de Caribe de Santiago ’86 y El Salvador ‘2002, así como una plata en los Juegos Panamericanos del 95 en Mar del Plata, Argentina.

 

Fue campeón con los equipos dominicanos que ganaron los campeonatos Centroamericanos de Softbol de Medellín ’83 y Durango ’87, donde los dominicanos ganaron el torneo invicto. Además, logró plata en Ponce 86. El Panamericano de Softbol, está el bronce de Valencia ’89.

 

Figuereo es un ganador de dos medallas de oro y dos de plata en Juegos Centroamericanos, un plata en Juegos Panamericanos, dos de oro y un segundo lugar en Campeonatos Centroamericanos de su disciplina y un bronce en Campeonato Panamericano, para totalizar nueve preseas (4-4-1).    

 

Compitió en cinco versiones de los Juegos Centroamericanos (Santiago 86, México 90, Ponce 93, Maracaibo 98 y El Salvador 2002), en cuatro Juegos Panamericanos (Caracas 83-Venezuela, Indianápolis 87, Mar del Plata 95 y Winnipeg 99-Canadá), además de sus múltiples participaciones en torneos Panamericanos y en Centroamericanos y del Caribe.

 

 

Eslovenia.- República Dominicana vino de atrás  y venció 4-3 (21-23, 12-15, 15-12, 17-15, 16-14, 20- 22, 15-5) sobre Argentina en el Grupo A en la continuación del Campeonato Mundial de Voleibol Femenino Sub-23 que se juega en Slovenia.

Las criollas mejoraron sus récords en 2-1 victorias mientras que Argentina todavía está esperando su primera victoria, ya que ha perdido sus primeros dos choques. Este juego ha sido el primero que se juega a siete sets. Duró 2 horas y 3 minutos.

El equipo dominicano se enfrenta este miécoles a China a las dos de la tarde para su tercer encuentro.

Todos los partidos en Ljubljana se juegan bajo un nuevo sistema de puntuación que se está probando: un formato de set de siete, de 15 puntos.

La atacante , Madeline  Guillén, llevó la voz cantante en  la ofensiva dominicana al lograr 22 puntos, mientras que Sol Piccolo anotó 22 

Una división de honores fue el resultado del doble cartel de softbol entre el Club Deportivo 27 de febrero de New York y la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), celebrado el pasado fin de semana en el Estadio César Consuegra, de la Barranquita.

El primero se lo llevaron los visitantes, mientras que el segundo se lo llevaron los cronistas deportivos. Ambos equipos habían dividido cuando las comunicadoras especialidades en deportes visitaron New York el pasado mes de agosto.

 

Luego de los partidos los visitantes fueron agasajados en la casa club de la ACDS en un ambiente de franca camaradería entre los integrantes de las dos organizaciones, que realizaron este intercambio por décimo séptimo año consecutivo.

 

SANTO DOMINGO. El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano anunció este lunes la escogencia de Heidy Rodríguez para ser inmortalizada en su 51 Ceremonial del domingo 15 de octubre.

 

Con su elección, la nativa de la Vega se convertirá en otra de las (os) atletas del karate que llegan al sitial más sagrado del deporte nacional. 

 

Una carrera repleta de éxitos desde su ingreso a la selección nacional juvenil en 1999, fue la “plataforma” que impulsó a Rodríguez hasta la inmortalidad deportiva.

 

Y esa carrera tuvo como consagración las dos medallas de oro que ganó en Juegos Panamericanos, hazaña que la convirtió en una de sólo cuatro atletas dominicanos que han ganado dos títulos seguidos en la más grande cita deportiva del continente.

 

Wanda Rijo y Yudelkis Contreras, en levantamiento de pesas; y el también karateca Dionicio Gustavo, son los otros que han sido campeones dos veces y en versiones consecutivas de Juegos Panamericanos.

 

Heidy es la quinta deportista seleccionada este año para ser exaltada por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, recordó su presidente, doctor Dionisio Guzmán. Hasta ahora, Rodríguez se une a los propulsores Bienvenido Solano, Tony Piña Cámpora, al fenecido lanzador de Grandes Ligas, José Lima y al ex selección nacional de voleibol Luis Reyes Corcino.

 

Explicó que los miembros de las asociaciones de Cronistas Deportivos del país  fueron los responsables de la elección de la atleta nacida en La Vega el 9 de mayo de 1981, al igual que de José Lima.

 

Guzmán manifestó que los nombres de los restantes atletas a ser escogidos, los darán a conocer cuando el Comité Permanente evalúe todos los expedientes sometidos y  oficialice las selecciones.

 

Santo Domingo y Río

 

Rodríguez ganó más de 30 medallas entre oro, plata y bronce en eventos oficiales y campeonatos regionales y continentales propios de su disciplina.

 

Pero fueron las medallas de oro conquistadas en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo Santo Domingo 2003 (República Dominicana) y Río de Janeiro 2007 (Brasil) que la convirtieron en una deportista inmortal.

 

Rodríguez fue profeta en su tierra al ganar en la categoría 53 kilogramos de los Juegos Panamericanos del 2003 (1 al 17 de agosto), derrotando en la final reñidamente, 4-3, a la canadiense Btissama Essadigi.


Revalidó el oro cuatro años más tarde pero en -68 kilogramos, en los Panamericanos de Río, marcando esta cita la participación de Heidy en su último gran evento continental. La combativa atleta sólo necesitó de dos Ciclos olímpicos para demostrar su grandeza en cada escenario de competencia donde le tocó representar a su país con arrojo, determinación y dignidad.

 

Heidy comenzó el camino al estrellato en los Juegos Centroamericanos y del Caribe del 2002 celebrados en El Salvador, donde ganó oro en la división abierta y bronce por equipos.

 

Rodríguez, quien reside y ejerce la medicina en Castellón de la Plana, España, es además una de las pocas atletas dominicanas que aprovechó las oportunidades brindadas por el deporte y combinó la práctica deportiva con los estudios.

 

La karateca que comenzó sus andanzas por el deporte desde los seis años en el Club Licey de su provincia natal por iniciativa de su abuelo materno Domingo Rodríguez y bajo las orientaciones de los profesores Luis Castillo, Fabián López y Félix Moronta, dio el salto al seleccionado nacional en 1999 con el español Oscar Zazo como su entrenador.

 

A partir de ese año se enroló además en la Fuerza Aérea y los profesores Alberto Soriano, más tarde su entrenador en la selección superior (junto con Antonio Vólquez y Tony Mesa), y Julio Gómez, comenzaron a pulir a quien la posteridad  convertiría en la más grande karateca dominicana de su género.

 

En los Juegos Militares, Rodríguez fue una constante campeona, ganando medalla de oro en entre el 2001 y el 2006 y plata en el 99, 2004, 2006 y 2007. Fue campeona en el Panamericano de Karate de México en el 2007, luego de conseguir dos oros en individual y por equipo Panamericano del 2005 en Argentina. Sus hazañas a nivel de eventos continentales comenzaron con oro en los Campeonatos Panamericanos del 2003 en República Dominicana y El Salvador 2004.

 

En Campeonatos Centroamericanos obtuvo dos títulos en Cuba 2006 y repitió en la versión del 2007 celebrada en México. Previamente había sido campeona en las versiones de Santo Domingo 2001, Guatemala 2004, Panamá 2005. 

 

También obtuvo dos preseas doradas en el Iberoamericano de Venezuela en el 2008, sumando seis títulos en eventos continentales, dos en Juegos Panamericanos, par de oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe; siete coronas en Centroamericanos y del Caribe de Karate.

 

Se coronó doblemente en el Campeonato Mundial estilo Wado disputado en 2005 en Plano City, Texas, Estados Unidos. Agregó a su palmarés dos platas en Mundial estilo Wado del 2001, en el Panamericano de El Salvador en 2004 y en el Centroamericano de Karate de Nicaragua del 2007; así como otras nueve preseas de bronce en campeonatos regionales y de América.

 

En 22 se resumen de las medallas de oro ganadas por Heidy Rodríguez en la arena internacional, más cuatro de plata y nueve de bronce, para un total de 35.