SANTO DOMINGO, REPÚBLICA DOMINICANA. La selección nacional venció el sábado a Jamaica en tres parciales (25-14, 25-11 y 25-6) y obtuvo su boleto para el Mundial de Voleibol Femenino Japón 2018.

 

Al mismo tiempo, las “Reinas del Caribe” lograron el derecho de disputar la “Copa Viva” este domingo por la medalla de oro delCampeonato Continental que se desarrolla en la Casa Nacional del Voleibol Ricardo -Gioriver- Arias, del Centro Olímpoco Juan Pablo Duarte.

 

Las dominicanas tendrán como rival al seleccionado de Puerto Rico, que más temprano también clasificó al Mundial de Japón con victoria sobre Guatemala en tres parciales (25-11, 25-16 y 25-13). El partido está programado para comenzar a las 7:00 de la noche. Tres horas antes, a las 5:00, Jamaica y Guatemala jugarán por la presea de bronce.

 

La escuadra tricolor no tuvo contratiempos para ganar el primer parcial con score 25-14, pese a la residencia ofrecida por las jamaicanas, que jugaron sin lugar a quizás su mejor set del torneo hasta ese momento, por tratarse del nivel del oponente.

 

Una ofensiva en equipo liderada por Jineiry Martínez, Gina Mambrú y la capitada Bethania de la Cruz fue clave en el set.

 

Las dominicanas, que no se emplearon a tope, volvieron a dominar sin apuros un segundo parcial que concluyó 25-11. Prisilla Rivera y Marianne Fersola salieron del banco para unirse al concierto ofensivo del conjunto local, conducido magistralmente por la colocadora Niverca Marte.

 

En el tercero las cosas salieron más fácil para las dominicanas, a pesar de que el dirigente Marcos Kwiek mantuvo en cancha a la reservista Rivera e intrudujo a otras tres sustitutas, Yonkaira Peña, Marichanchi Rodríguez y Ana Binet. Finalizó 25-6.

 

Peña asumió el papeld e líder ofensiva y con su efectivo servicio hizo el mayor daño a la defensa de Jamaica.

 

 De la Cruz fue la mejor a la ofensiva con 11 puntos, Gina Mambrú colaboró con nueve, Yonkaira aportó, al igual que las hermanas Brayelin y Jineiry Martínez. Por Jamaica, Cherine Richards y Tahjeia Bishop fabricaron cuatro tantos,  cada una.

 

“Se ha lograro el primer objetivo, la clasificación al Mundial. Ahora viene la pelea por el oro y la búsqueda de los 30 puntos del ranking que ofrece este evento, claves para lograr una mejor ubicación en el sorteo del Mundial”, manifestó el brasileño Marcos Kwiek, entrenador del equipo nacional.

 

Dijo que la clave era rotar a todas las jugadoras y que cada atleta que entró a cancha hizo su trabajo.

 

De su lado, Bethania manifestó que cumplido el primer objetivo, ahora intentarán vencer esta noche a Puerto Rico.

 

“Será un juego duro, como todos los enfrentamientos contra las boricuas, que vienen con una selección renovada, pero tienen el potencial para competir al nivel que suelen hacerlo,” comentó De la Cruz.

 

Mientras que Mambrú dijo que el respaldo del público les ofrece una razón más para jugar duro maána (hoy) y tratar de ganar el clasificatorio. “Ya estamos en la instancia en que queríamos estar, ahora el reto es ganar la medalla de oro”, expresó la Mambrú.

 

Sexta clasificación seguida

 

Con el boleto al Mundial del 2018, la República Dominicana estará en la cita universal por sexta ocasión consecutiva y octava vez en su historia.

 

El voleibol femenino inició su racha mundialista en 1998, y la ha continuado en las versiones del 2002, 2006, 2000, 2014 y ahora para el 2018. Las dos clasificaciones previas habían sido en 1974 y 1978, la época romántica del voleibol.

 

El Clasificatorio Continental es organizado por la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Norceca), que dirige el dominicano Cristóbal Marte, con el montaje de la Federación Dominicana de Voleibol (Fedovoli).