Los campeones nacionales Águilas Cibaeñas (República Dominicana) partieron ayer a Jalisco, México, sede de la versión número 60 de la Serie del Caribe, evento programado para efectuarse del 2 al 8 de febrero yu van con lo que los expertos consideran "un equipo equilibrado"

Los aguiluchos con poco tiempo de descanso abordaron alrededor de las 11 de la mañana el vuelo de la línea Aérea Viva para estar presente en el clásico caribeño, en el cual competirán con los Criollos de Caguas (Puerto Rico), Caribes de Anzoategui (Venezuela), Alazanes de Granma (Cuba) y los anfitriones Tomateros de Culiacán (México).

Para las Águilas será su participación 18 en su historia en Serie del Caribe, al tiempo que buscarán levantar el cetro por ocasión número seis y de conseguir el primero para un conjunto quisqueyano desde que el Escogido lo obtuvo en el 2012.

Precisamente este es el tiempo más prolongado que tiene un equipo dominicano sin levantar la corona, dejando atrás la pequeña sequía que tuvieron desde 1974 al 76 y 1982 al 84.

República Dominicana iniciará su participación en la Serie del Caribe 2018 este sábado, a las 4:00 de la tarde, hora dominicana con un encuentro frente a Venezuela y donde es casi seguro que Raúl Valdés será el abridor por los quisqueyanos.

Manny Acta, gerente general de las Águilas, valoró el pitcheo la experiencia que llevan los abridores del plantel, que estará integrado por Raúl Valdés, Brian Evans, Yunesky Maya y Francisley Bueno, además de un pitcheo de relevo en el cual sobresalen Ramón Ramírez, Ulises Joaquín, Wirfin Obispo, Josh Judy, Samuel Deduno, Ranfis Casimiro, Cecilio Pimentel entre otros.

SANTIAGO.- Cuando Ronny Rodríguez atrapó el out 27 del séptimo juego de la Serie Final, que decretaba el triunfo de las Águilas en la temporada 2017-2018, un estallido de júbilo estremeció a Santiago y poblaciones aledañas y por decreto popular todos se dirigieron al monumento a los héroes en esta ciudad.

Las Águilas, que esperaron 10 años para coronar su campeonato 21, no ganaban desde el 2008, y los santiaguenses no olvidaron la tradición, marcharon a esperar al equipo en la entrada de la ciudad.

Nunca en sus 85 años, las Águilas habían esperado con tantas ansias obtener un cetro. Lograrlo ante sus archirrivales, Tigres del Licey, cuando se jugaba la revancha, ha constituido el mayor logro para la afición amarilla.

El alcalde de Santiago Abel Martínez fue uno de los que marchó al monumento, y desde los barrios, y las provincias cercanas, La Vega, Moca, así como de los municipios de Tamboril, Licey, Villa González y Navarrete, unidades motorizadas tocando sus bocinas entraron a Santiago.

Mientras en Pueblo Nuevo, La Joya, 100 fuegos, Zona Sur, Ni baje, Baracoa, ensanche Bermúdez, Ensanche Bolívar, los barrios populares, se organizaron de inmediato caravanas de carros y motores, con la misma intención, el monumento.

Colgaron latas, pedazos de hojalatas y tocando las bocinas provocaron ruidos enormes, el propósito era que la ciudad no durmiera y así fue.

Al pie del monumento sonó la música, entre baile y cervezas, entre anécdotas y comentarios del juego Santiago se propuso esperar a sus héroes deportivos.

La fiesta se extenderá hoy, los centros de trabajos serán menos productivos y varios munícipes gestionaban que la tarde del primero de febrero sea declarado de regocijo municipal por la victoria aguilucha.
La mujer cibaeña, que se caracteriza por su belleza, se dejó sentir en la zona, donde ricos y pobres tenían un mismo sentimiento. Momentáneamente las clases sociales desaparecieron, patronos y obreros libaron cervezas, ron y otras bebidas.

También estuvieron de acuerdo en las consignas ¡Águilas Campeón!

Las autoridades policiales fueron más cautas y enviaron a la zona de festejos numerosas unidades para evitar situaciones de riesgos.

Los santiaguenses disfrutaron en lo más profundo del éxtasis de la victoria.

Las Aguilas Cibaeñas se coronaron como los nuevos campeones nacionales del torneo de béisbol otoño invernal dominicano 2017-18, luego de conseguir la victoria 11 carreras por 5 en el séptimo y decisivo choque de la serie final, que estuvo pactada a un 7-4, y que se celebró en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Los cibaeños con el triunfo consiguen su campeonato número 21 de toda su historia, colocándose a uno del máximo líder de la Liga Dominicana de Béisbol (Lidom), los Tigres del Licey, que suman 22 títulos.

Juan Carlos Pérez 11En la ofensiva Juan Carlos Pérez remolcó cuatro carreras con dos sencillos para las Aguilas, Félix Pérez conectó un vuelacerca solitario y un sencillo, dos anotadas, Johan Camargo empujó dos vueltas con sencillo, Jonathan Villar dos hits y una empujada, Edwin Espinal impulsó una carrera con incogible, y Danny Santana un imparable, una empujada y dos anotadas.

Por los Tigres, Erick Aybar un sencillo y dos empujadas, Juan Francisco un jonrón solitario y Julio Borbón un imparable con una remolcada.

El cubano Yunesky Maya abrió en el montículo por el Aguilas y laboró 4.0 entradas, cinco hits, dos carreras limpias, una transferencia y dos ponchados.

Fue relevado por Jhan Maríñez en un quinto que los felinos mantenían una amenaza de rally, pero sólo pudieron anotar una carrera.

Maríñez (1-0) se alzó con el triunfo en una actuación de 2.0 entradas en blanco. Perdió por los Tigres el abridor mexicano Rolando Valdez, quien apenas duró en el box 2.0 entradas, de tres hits, cuatro carreras limpias, tres bases por bolas y un ponche.

Christian Bethancourt fue electo el Jugador Más Valioso de la serie final (bateó .421) que las Aguilas le ganaron 4-3 a los Tigres del Licey.

 

Las carreras

Juan Carlos Pérez remolcó con sencillo dos carreras para las Aguilas, en un tercer episodio de cinco vueltas (5-0), donde el pitcheo de los Tigres otorgó cuatro bases por bolas. 10 hombres de las cuyayas batearon en la entrada que abrió y cerró Ronny Rodríguez.

El rally amarillo ante el lanzador abridor de los Tigres, Rolando Valdez, lo inició Ronny Rodríguez con bases por bolas, sencillo al cuadro de Jonathan Villar y Junior Lake recibe boletos para llenas las bases. Danny Santana remolca con sencillo al prado derecho la primera vuelta de las Aguilas que la anota Rodríguez.

Aún con las bases llenas, sale de juego el pitcher Valdez y entra Francisco Del Rosario, quien le otorga de inmediato boleto a Edwin Espinal y Villar pisa la goma con la segunda carrera cibaeña, se mantienen las almohadillas congestionadas. Johan Camargo falla con fly al intermedista. Christian Bethancourt también se embasó por transferencia de Del Rosario con la tercera carrera en las piernas de Junior Lake.

Los azules cambian de lanzador y entra Alexis Candelario por Del Rosario y poncha a Félix Pérez para el segundo out, pero un línea de hit al jardín central de Juan Carlos Pérez empujó dos vueltas más (anotaron Santana y Espinal) para aumentar la ventaja de las Aguilas a 5-0.

Licey fabrica su primera carrera en el cierre del cuarto episodio con un jonrón de Juan Francisco por el bosque derecho ante Yunesky Maya, abridor cibaeño, que pone el marcador 5-1.

En el quinto episodio. Emilio Bonifacio pegó hit al prado derecho y Sergio Alcántara lo imitó por la misma vía, y Licey pone hombres en 1B y 2B, sin outs, ante Yunesky Maya, a quien se lo llevaron en grúa el mánager Lino Rivera. Lo sustituyó Jhan Maríñez. Licey anotó su segunda carrera en las piernas de Emilio Bonifacio remolcada con fly de sacrificio al center de Julio Borbón. Tigres 5-2 ante el Aguilas.

En la parte alta del séptimo, Jonathan Villar conectó sencillo al bosque izquierdo y las Aguilas anotan su sexta carrera para aumentar ventaja 6-2 contra Licey. Juan Carlos Pérez fue golpeado por el relevista azul Alexis Candelario, se robó la segunda base y pisó la goma con el hit de Villar.

Al cerrar la séptima entrada ante Abel de los Santos, Licey fabrica dos vueltas con sencillo al left field de Erick Aybar y se acercan en la pizarra 6-4. Anotaron Sebastián Valle y Emilio Bonifacio, quienes se embasaron con boleto y doble (al ritgh field), respectivamente.

Las Aguilas reaccionaron en el octavo con el bate de Félix Pérez, quien bateó jonrón solitario -su primero de la serie final- entre los jardines central y derecho para la séptima carrera de las Aguilas, 7-4 a los Tigres.

En el noveno, fabrican cuatro anotaciones más, cuando Johan Camargo consigue sencillo por encima de la cabeza del siore para remolcar dos carreras y extienden ventaja de 5, 9-4. Y Juan Carlos Pérez logra tubey al prado izquierdo que empuja dos vueltas (anotadas por Camargo y Félix Pérez -hit al left-) y la ventaja se eleva a 7 para marcar la pizarra 11-4, arriba los cibaeños que se aferran a la idea de alzarse con la victoria y obtener su corona 21 del béisbol invernal dominicano.

Licey hizo una en el noveno (11-5) que anotó Engel Beltré tras pega hit al left.

La Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana Inc.(Lidom), por intermedio de su presidente Licenciado Vitelio Mejía Ortiz, suspendió por un partido a los lanzadores de las Águilas Cibaeñas, Samuel Deduno y de los Tigres del Licey, Luis Vásquez, por los incidentes que provocaron en el cuarto partido de la serie final celebrado en el Estadio Quisqueya Juan Marichal de la capital dominicana.

Deduno golpeo al receptor de los Tigres del Licey Yermin Mercedes y Vázquez luego de ser advertido ambos conjuntos, golpeo al jardinero de las Águilas Alfredo Marte, en el noveno episodio del partido. Ambos lanzadores también fueron multados con la suma de veinticinco mil pesos mediante resolución de la Lidom.

La Lidom multó también con veinticinco mil pesos al manager de las Águilas Cibaeñas Lino Rivera y al dirigente interino del Licey Mike Guerrero. A Lino se le multó por el cuestionable lanzamiento realizado por Samuel Deduno a Mercedes y Guerrero por el lanzamiento de Vázquez que golpeó a Alfredo Marte, no obstante estar advertidos ambos dirigentes que cualquier picheo pegado o que golpeara un bateador provocaría la expulsión automática del lanzador.

Los jugadores Ronny Rodríguez, Juan Grullon, Yamaico Navarro y el manager Luis Urueta recibieron una multa de cinco mil pesos debido a su expulsión del partido, según lo establece el reglamento del torneo.