FORT MYERS, Florida -- El béisbol está de regreso, lo que significa que la era del puertorriqueño Alex Cora al frente de los Medias Rojas puede empezar finalmente.

El primer entrenamiento para los lanzadores y receptores será este miércoles en el complejo The Fenway South en Fort Myers, Florida. La primera práctica con el equipo completo será el 19 de febrero.

Sin embargo, cerca de 20 peloteros de los Medias Rojas ya vienen trabajando en el centro diariamente durante más de una semana.

Chris Sale, David Price, Jackie Bradley Jr., Rick Porcello y el venezolano Eduardo Rodríguez son sólo algunos de los jugadores clave que han estado practicando.

Hay muchas expectativas sobre qué tan bien les puede ir a los Medias Rojas bajo el mando de Cora, un dirigente novato conocido por un entusiasmo sin límites y un gran conocimiento del juego.

La mano de Cora podrá sentirse diariamente a partir del miércoles. Los Medias Rojas disputarán su primer juego de la Liga de la Toronja el 23 de febrero contra los Mellizos. El Día Inaugural será el 29 de marzo en el Tropicana Field ante los Rays. Pero antes de llegar a ese punto, tendrá que crearse la química y los fundamentos deberán ser ejecutados.

¿Cómo piensa Cora que llevará las riendas en los entrenamientos?

"Yo creo en hacer un trabajo de calidad y en ser eficientes", dijo Cora. "Habrá días cortos. Habrá días largos. Viajes largos en autobús y viajes cortos. El año pasado estuve a cargo de esto en los Astros y Brian McCann estaba feliz porque tenía muchos más días cortos de los que tuvo en Atlanta y Nueva York. Esperamos que pase aquí también. Pero tiene que ser un trabajo de calidad. Eso es lo más importante".

A Cora se le podrá ver trabajando con sus jugadores del cuadro y con los corredores, haciendo énfasis en los fundamentos del juego. Lo verán en la caja de bateo, recordándoles a sus pupilos que los Medias Rojas del 2018 serán un equipo que buscará buenos pitcheos temprano en la cuenta para pegarles con fuerza.

Cora, de 42 años, está convirtiendo en realidad el sueño de dirigir a los Medias Rojas, el equipo con el que ganó una Serie Mundial siendo pelotero en el 2007.

 POR PAPPY PEREZ

SANTIAGO. - Manny Acta definió la tarde de hoy como “un día para gozar, para festejar”, pero fue atrapado por la prensa al salir del camerino de las Aguilas y tubo que abordar temas como el futuro de Lino Rivera y el suyo mismo en las Aguilas.

Acta habilidosa al tratar con la prensa les dijo de entrada que celebraban ayer tarde el éxito de sus jugadores, la directiva y de todos en las Aguilas, que trabajaron bien duro para ganar la ansiada corona 21.

“Hoy nos vamos a las calles a disfrutar con nuestros aficionados que nos apoyaron bastante este año, es un día de gozo “dijo.

La pregunta surgió del grupo de prensa como un gancho de izquierda. ¿Lino se queda o se va?

“Mira este no es momento para tratar estos temas, luego de los festejos nos sentaremos a analizarlo todo, incluso yo me voy a analizar, todo lo que hicimos lo vemos y entonces hacemos decisiones”, precisó Manny.

No se detuvo ahí y de inmediato elogió al dirigente Rivera, que condujo a las Aguilas a su corona 21, la que buscaban desde hacía 9 años.

Manny lideró al cuerpo técnico de lo aguiluchos que ayer junto a los directivos, encabezados por Winston Llenas recorrieron las principales calles y avenidas de la ciudad en una enorme caravana para festejar el triunfo en el torneo local ante los Tigres del Licey

Como algo singular, Acta dijo que la patana no se movería hasta que “Fracatira”, un personaje del folklore en el play, que ha tomado como su talismán, no subiera, y así fue, “Fracatira, tira, tira, entró a las cuatro menos 15 y arrancó el vehículo.

Acta entrará a partir de ahora en su tercer y último año de contrato y aunque no lo dijo esa será otra de las cuestiones que entrarán en análisis, principalmente si extiende o cierra con los amarillos.

Manny fue clave el año pasado para que las Aguilas remontaran del quinto al segundo lugar, y este año las Aguilas obtuvieron el cetro y se colocaron a seis outs de llevarse tambien la Serie del Caribe, antes de que le fallara el relevo ante Puerto Rico.

 

POR PAPPY PEREZ

 Para Juan Carlos Pérez convertirse en campeón tras nueve años con las Aguilas ha sido motivo de gran satisfacción como atleta y en términos personales.

El capitán aguilucho se apoderó del trofeo de campeón y lo paseó a lo largo del camino recorrido por los jugadores para subir a la carroza del triunfo, que los aguiluchos llaman “La patana”

“Estoy orgulloso de mis compañeros, la directiva, la fanaticada, de todos porque recibimos mucho calor, mucha pasión y eso nos hizo hacer más fuerte la entrega para lograrlo”, dijo.

Perez fue uno de los jugadores más llamativos para los aficionados, que se arremolinaron desde temprano en el parqueo del estadio Cibao para acudir en masa a la caravana del triunfo.

Éste recorrido que cruzó de norte a sur la ciudad inició pasadas las tres de la tarde y culminó por la noche al arribar al monumento a los héroes, con una fiesta en la tarima Cerveza presidente.

Juan Carlos lideró a un pelotón de los principales jugadores aguiluchos que se presentaron al desfile de la victoria ante los Tigres del Licey en una emocionante serie final que se extendió al máximo.

“Esta victoria nos ha dejado un buen sabor, ya la probamos, ahora prometemos que volveremos en octubre a continuar intentando de nuevo mantener el trofeo en el Cibao”, proclamó

Junto a JC Perez estuvieron Jonathan Villar, Danny Santana, Junior Lake, Francisley Bueno, Yunesky Maya, Héctor Gómez, Juan Grullón Ronny Rodriguez, Samuel Deduno, Alfredo Marte, Edwin Espinal, Richelson Peña, entre otros

POR PAPPY PEREZ

SANTIAGO. -Ronny Rodríguez, Danny Santana y Yunesky Maya tienen historias distintas que contar, pero todos concluyen en la alegría de haber logrado triunfar con las Aguilas.

“Mira este es mi primer equipo campeón en la pelota nuestra, y es una bendición que sea con las Aguilas. Nuestros aficionados y la franquicia lo necesitaban”, dijo un alegre Ronny Rodríguez.

Danny con rostros de niño travieso, ocultos tras una gafa oscura afirma que “voy a montarme por primera vez en la patana, esto es fantástico, y creo que de ahora en adelante lo intentare todos los años “.

Yunesky es más veterano en el asunto. Campeón con Tigres del Licey y Aguilas Cibaeñas, solo atina a decir que “Dios me ha dado la oportunidad de estar en esta gran fiesta, estoy agradecido con él y muy contento.

Los tres fueron victoreados por las multitudes que se arremolinaron en las aceras, los edificios y las calles, para ver pasar a los flamantes campeones.

Ronny y Danny ahora van a Estados Unidos a tratar de hacer los equipos de Detroit y Atlanta, respectivamente.  Rodríguez como utility y Santana como jardinero. Ambos mostraron su gran valía con los aguiluchos, siendo piezas fundamentales para el éxito.

Están confiados en que podrán hacer el equipo grande de sus organizaciones, y cumplir el sueño de estar en las mayores, Danny para continuar, y Ronny para probarlo por primera vez.

Maya de su lado está dispuesto a venir de nuevo con las Aguilas, donde ha tenido la oportunidad de trabajar este año después de su operación Tommy John a que se sometió hace un año.

 

Yunesky terminó su conversación en tono romántico cantando ante las cámaras y dice: “a veces no me creo lo que me está pasando,

Pellízcame. Estoy despierto, no estoy soñando.”