ORLANDO -- El inicialista de los Medias Rojas de Boston, Hanley Ramírez, fue el último de un grupo de estelares de Grandes Ligas que se reportaron, o anunciaron su intención de hacerlo muy pronto, al campeonato de béisbol invernal de República Dominicana como forma de estar en mejores condiciones físicas para el Clásico Mundial del 2017.

 

"Vengo duro el lunes 19, allá los espero, no se pierdan el show de #LiceyCampeon #ElTrece", escribió Ramírez el martes en su cuenta de Twitter, en mensajes consecutivos en inglés y español, momentos después de recibir la autorización oficial de los Medias Rojas para jugar en la liga de su país.

En la plantilla de los Tigres del Licey, Ramírez se unirá a su compañero de equipo Marco Hernández, el torpedero Raúl Mondesí, de los Reales de Kansas City; los veteranos Emilio Bonifacio, Anderson Hernández, Juan Francisco, Rafael Soriano y Engel Beltré y los hermanos colombianos Jonathan y Donovan Solano, entre otros.

La semana pasada, el jardinero Nelson Cruz anunció que los Marineros de Seattle le autorizaron jugar siete encuentros con los Gigantes del Cibao, que también integrarán pronto al antesalista Maikel Franco, de los Filis de Filadelfia, y al relevista Jeurys Familia, de los Mets de Nueva York. El intermedista de los Marineros, Robinson Canó, también habría recibido luz verde para reportarse a las Estrellas Orientales.

El lunes, los Leones del Escogido, que comparten sede con Licey en Santo Domingo, la capital del país, habían integrado a su roster al relevista Fernando Rodney. Ronny Paulino, Joaquín Arias, Jorge Polanco y José Veras destacan en la nómina de los actuales monarcas de la liga quisqueyana, que sin embargo están fuera de un puesto de playoffs restando dos semanas a la temporada regular.

Las Aguilas Cibaeñas, que tienen como gerente general y manager a Manny Acta, ex dirigente de Grandes Ligas y actual coach de Seattle, perdieron esta semana por una lesión de hombro al jardinero Juan Lagares, de los Mets, pero agregarán a su alineación desde el miércoles al torpedero Jonathan Villar, de los Cerveceros de Milwaukee, y tienen entrenando desde la semana pasada a los lanzadores Bartolo Colón, de los Bravos de Atlanta, y Carlos Martínez, de los Cardenales de San Luis .

La cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol se jugará en marzo en seis ciudades de cuatro países. República Dominicana, que ganó invicta la versión del 2013 con Canó y Rodney jugando roles heroícos, celebrará sus encuentros de primera ronda en el Marlins Park de Miami contra Canadá, Colombia y Estados Unidos.

"Todos los muchachos quieren ir al Clásico Mundial y como muestra de su compromiso, muchos quieren jugar en la liga invernal para acelerar el proceso de estar en forma para cuando sean convocados en medio de los entrenamientos primaverales de Grandes Ligas", dijo Moisés Alou, el gerente general de Leones del Escogido y de la selección dominicana.

"Vamos a tener un gran equipo para tratar de defender la corona", dijo Alou.