FORT MYERS, Florida -- El béisbol está de regreso, lo que significa que la era del puertorriqueño Alex Cora al frente de los Medias Rojas puede empezar finalmente.

El primer entrenamiento para los lanzadores y receptores será este miércoles en el complejo The Fenway South en Fort Myers, Florida. La primera práctica con el equipo completo será el 19 de febrero.

Sin embargo, cerca de 20 peloteros de los Medias Rojas ya vienen trabajando en el centro diariamente durante más de una semana.

Chris Sale, David Price, Jackie Bradley Jr., Rick Porcello y el venezolano Eduardo Rodríguez son sólo algunos de los jugadores clave que han estado practicando.

Hay muchas expectativas sobre qué tan bien les puede ir a los Medias Rojas bajo el mando de Cora, un dirigente novato conocido por un entusiasmo sin límites y un gran conocimiento del juego.

La mano de Cora podrá sentirse diariamente a partir del miércoles. Los Medias Rojas disputarán su primer juego de la Liga de la Toronja el 23 de febrero contra los Mellizos. El Día Inaugural será el 29 de marzo en el Tropicana Field ante los Rays. Pero antes de llegar a ese punto, tendrá que crearse la química y los fundamentos deberán ser ejecutados.

¿Cómo piensa Cora que llevará las riendas en los entrenamientos?

"Yo creo en hacer un trabajo de calidad y en ser eficientes", dijo Cora. "Habrá días cortos. Habrá días largos. Viajes largos en autobús y viajes cortos. El año pasado estuve a cargo de esto en los Astros y Brian McCann estaba feliz porque tenía muchos más días cortos de los que tuvo en Atlanta y Nueva York. Esperamos que pase aquí también. Pero tiene que ser un trabajo de calidad. Eso es lo más importante".

A Cora se le podrá ver trabajando con sus jugadores del cuadro y con los corredores, haciendo énfasis en los fundamentos del juego. Lo verán en la caja de bateo, recordándoles a sus pupilos que los Medias Rojas del 2018 serán un equipo que buscará buenos pitcheos temprano en la cuenta para pegarles con fuerza.

Cora, de 42 años, está convirtiendo en realidad el sueño de dirigir a los Medias Rojas, el equipo con el que ganó una Serie Mundial siendo pelotero en el 2007.