POR PAPPY PEREZ

SANTIAGO. -Ronny Rodríguez, Danny Santana y Yunesky Maya tienen historias distintas que contar, pero todos concluyen en la alegría de haber logrado triunfar con las Aguilas.

“Mira este es mi primer equipo campeón en la pelota nuestra, y es una bendición que sea con las Aguilas. Nuestros aficionados y la franquicia lo necesitaban”, dijo un alegre Ronny Rodríguez.

Danny con rostros de niño travieso, ocultos tras una gafa oscura afirma que “voy a montarme por primera vez en la patana, esto es fantástico, y creo que de ahora en adelante lo intentare todos los años “.

Yunesky es más veterano en el asunto. Campeón con Tigres del Licey y Aguilas Cibaeñas, solo atina a decir que “Dios me ha dado la oportunidad de estar en esta gran fiesta, estoy agradecido con él y muy contento.

Los tres fueron victoreados por las multitudes que se arremolinaron en las aceras, los edificios y las calles, para ver pasar a los flamantes campeones.

Ronny y Danny ahora van a Estados Unidos a tratar de hacer los equipos de Detroit y Atlanta, respectivamente.  Rodríguez como utility y Santana como jardinero. Ambos mostraron su gran valía con los aguiluchos, siendo piezas fundamentales para el éxito.

Están confiados en que podrán hacer el equipo grande de sus organizaciones, y cumplir el sueño de estar en las mayores, Danny para continuar, y Ronny para probarlo por primera vez.

Maya de su lado está dispuesto a venir de nuevo con las Aguilas, donde ha tenido la oportunidad de trabajar este año después de su operación Tommy John a que se sometió hace un año.

 

Yunesky terminó su conversación en tono romántico cantando ante las cámaras y dice: “a veces no me creo lo que me está pasando,

Pellízcame. Estoy despierto, no estoy soñando.”