Los campeones defensores de la NBA Cleveland Cavaliers, que actualmente confrontan varios inconvenientes, recibieron otro fuerte golpe a su talentosa alineación el martes, cuando Dave McMenamin de ESPN informó que el ala-pívot Kevin Love, miembro del roster del Juego de Estrellas, se someterá a una cirugía artroscópica en su rodilla izquierda.

Las proyecciones iniciales tienen a Love fuera de acción durante las próximas seis semanas, lo cual lo mantendría inactivo por la mayor parte del calendario restante de la temporada regular. Si bien los Cavaliers ya deberian contar con todo su poder para los playoffs, con el escolta J.R. Smith previsto para regresar a mediados de marzo, ¿cuánto extrañarán a sus dos abridores antes que regresen? ¿Abre acaso la puerta para los Boston Celtics u otro equipo para que los superen y ocupen el principal sembrado de los playoff en la Conferencia del Este? Proyecciones para un Cleveland sin Love Utilizando una rotación proyectada con el recién tomado (por apenas 10 días) Derrick Williams y el veterano Richard Jefferson tomando la mayor parte de los minutos que deberían corresponder a Love, la versión multi anual y predictiva del ESPN Real Plus-Minus (RPM) sugiere que los Cavaliers jugarán al nivel de un equipo capaz de obtener 47 triunfos sin él en la alineación. Eso es prácticamente un declive de nueve juegos, con respecto a su proyección de 56 triunfos con Love y prescindiendo de J.R. Smith. Como puede esperarse que Love puede perder cerca de 32 partidos si regresa de acuerdo a lo inicialmente previsto, ese es un margen de error de tres o cuatro encuentros si las proyecciones RPM son correctas -lo cual es significativo al tener a los Boston Celtics apenas a dos juegos por debajo en la pizarra-. Varias simulaciones hechas usando el ESPN Basketball Power Index (BPI) muestran a los Celtics terminando la temporada a tres partidos debajo de Cleveland, por lo cual la lesión de Lowe le abre la posibilidad a que Boston tome el primer sembrado en la Conferencia del Este.